Preguntas más frecuentes para Dolphin Hunts

¿Cuántos delfines se capturan en Japón?

Cada año el gobierno japonés otorga permisos a pescadores para cazar más de 20.000 delfines y marsopas en sus aguas costeras.

¿Qué especies de cetáceos se cazan en Japón?

El 80% de los pequeños cetáceos matados en las costas japonesas son Marsopas de Dall. También se incluyen Delfines calderones de aleta corta, Falsas orcas, Delfines nariz de botella, Delfines de flanco blanco del Pacífico, Delfines listados, Delfines comunes, Delfines moteados del Pacífico y Delfines de Risso.

¿Cómo se los mata?

Utilizando el método llamado Cacerías Dirigidas, los pescadores asustan y acorralan a los delfines dirigiéndolos hacia puntos específicos en la costa  usando ruidos fuertes, golpeando tubos largos mantenidos en el agua. De este modo se atrapa a los delfines en bahías (o caletas), utilizando grandes redes que impiden su escape. Luego se los mata empleando lanzas y cuchillos. Para las Marsopas de Dall se utilizan arpones fijados a una cuerda y lanzados a mano –esta es la matanza de cetáceos más grande del mundo. 

¿Dónde tienen lugar las cacerías?

Hay seis provincias en Japón que están involucradas en las cacerías: Chiba, Hokkaido, Iwate, Miyagi, Okinawa and Wakayama. En la actualidad, las cacerías dirigidas sólo tienen lugar en Wakayama, en la villa pesquera de Taiji. Una segunda villa pesquera en la prefectura de Shizuoka, Futo, cesó las cacerías –en gran medida luego de filmaciones que, en 1999, expusieron la crueldad de las cacerías y dieron inicio a una ola internacional de protestas. Sin embargo, como las cuotas aún se encuentran vigentes, existe el peligro de que estas cacerías se retomen.

¿Por qué caza Japón tantos delfines?

Algunos supermercados en Japón ofrecen a la venta carne de delfines, aún cuando esta carne frecuentemente presenta altos niveles de contaminación con mercurio y otras toxinas. Para incrementar el consumo, el gobierno japonés ha distribuido carne de ballenas y delfines a cafeterías en escuelas y hospitales –a pesar de los riesgos para la salud de los consumidores. Los pescadores japoneses también capturan y matan delfines porque creen que estos comen demasiados peces y, por lo tanto, la matanza es percibida como una forma de ‘control de plagas’. Los pescadores también capturan delfines para venderlos a acuarios y delfinarios en Japón y otras partes del mundo para su exhibición pública y programas de interacción tales como nado con delfines.

¿Está el público japonés al tanto de esto?

La mayor parte del público japonés no conoce la dimensión de las cacerías, cuán crueles son o cuán contaminada puede estar la carne de los delfines. Muchas personas ni siquiera están al tanto de que existen estas cacerías. Los niveles de mercurio en la carne de algunos delfines exceden el mínimo recomendado por Japón de 0,4ppm (partes por millón). Sumado a lo anterior, la carne de delfín también es frecuentemente mal etiquetada como carne de ballena, que es considerada de mejor calidad.

Pero ¿en otras partes de mundo no se matan vacas y otros animales?

Si bien en WDC no podemos hacer comentarios con respecto al bienestar del ganado o de otros animales sacrificados, sabemos que ballenas y delfines son animales silvestres que viven en poblaciones únicas y, en muchos casos, se han realizado muy pocas investigaciones científicas en relación a su estatus o cómo estas cacerías pueden afectar su supervivencia. Los cetáceos en general también tienen estructuras sociales complejas y, en algunos casos, culturas específicas. No se sabe qué efectos tienen la cacería o captura y remoción de individuos de estas poblaciones en el bienestar y estatus de conservación de los animales remanentes. Además, a diferencia de los animales domésticos que en la mayoría de los países, incluyendo Japón, están protegidos de los métodos inhumanos para su sacrificio y tratamiento, las ballenas y delfines no tienen dicha protección ni existen regulaciones ni leyes en relación a las técnicas para su matanza, que son crueles y dolorosas.

¿Qué rol juegan los delfinarios en las cacerías dirigidas?

Los delfinarios hacen que las cacerías dirigidas en Taiji sean lucrativas. Mientras la demanda de carne de delfines es pequeña (aproximadamente US$400 por delfín), los delfines vivos, una vez entrenados, pueden venderse hasta por US$150.000. En 2004 se capturaron 23 Delfines nariz de botella de las cacerías dirigidas en Taiji para ser enviados a delfinarios.

Pero, ¿no argumentan los delfinarios que ellos rescatan a los delfines de las cacerías?

En WDC creemos que esto no es cierto, basándonos en las grandes sumas de dinero pagadas por los acuarios por cada cetáceo capturado vivo en estas cacerías.

¿Por qué sufren los delfines en cautiverio?

En la naturaleza, dependiendo de la especie, los delfines pueden desplazarse fácilmente hasta 150km por día, pasar sólo cerca del 20% de su tiempo en la superficie y alcanzar velocidades de hasta 60km/h. En cautiverio sus movimientos y elecciones se ven significativamente reducidos, llevándolos al aburrimiento, estrés y agresión tanto entre ejemplares que comparten una piscina como hacia sus entrenadores. La calidad del agua en algunos delfinarios es  tan pobre que los animales pueden desarrollar problemas en la piel y úlceras. Son alimentados de pescado que muchas veces se encuentra congelado y son sometidos a tratamientos veterinarios y de fertilidad. La vida en estado silvestre no puede ser recreada en cautiverio. Además, los delfines son transportados grandes distancias entre instalaciones, muriendo algunas veces durante el traslado.

¿Es la Terapia Asistida con Delfines (DAT) útil?

Cada vez más frecuentemente se capturan delfines para ser utilizados en programas de terapia asistida con delfines (DAT por sus siglas en inglés). Si bien los delfinarios sostienen que estas terapias pueden ser usadas como tratamiento para enfermedades y/ o discapacidades,  no existen evidencias científicas que respalden la existencia de algún beneficio a largo plazo. Tampoco hay estándares que aseguren el bienestar tanto de las personas como de los delfines que participan de estos programas.