Baiji

Lipotes vexillifer
Otros nombres: 
  • Delfí­n de China
Longitud máxima: 
  • Macho: 2,30m
  • Hembra: 2,60m
  • Al nacer: 0,91m
Peso máximo: 
  • Macho: Desconocido
  • Hembra: 167kg
  • Al nacer: Desconocido
Dieta: 
  • Peces de agua dulce
Estimación poblacional: 
Desconocido
Categoría UICN: 
CR/EX
Apéndice CITES: 
I
Apéndice CMS: 
No incluido
Clasificación: 

El Baiji tiene el no envidiable honor de ser la primer especie de cetáceos en extinguirse como resultado de actividades antrópicas. El Baiji estuvo en seria disminución desde mediados del siglo XX y, luego de una expedición de 6 semanas en 2006 cubriendo todo el rango de distribución conocido, no fue posible registrar ni un solo ejemplar. Se lo considera ahora "funcionalmente extinto" -significando que, aunque pueda aún haber unos pocos individuos silvestres, lo más probable es que no haya suficientes como para sustentar una población saludable.

Morfologí­a: 

El Baiji era similar en apariencia a otras especies de delfines de rí­o, con un cuerpo robusto, un pico largo y angosto levemente curvado hacia arriba y una lí­nea de boca también curvada hacia arriba. Tení­a un melón redondeado con una frente abrupta y pequeños ojos ubicados en la cabeza en posición más alta que en el resto de las especies de delfines. A diferencia del Delfí­n del Indus que es funcionalmente ciego, el Baiji podí­a ver, aunque su visión era pobre. Presentaba una coloración generalmente azul grisácea en el dorso y blanco grisáceo en la región ventral, con parches pálidos sobre los lados en el rostro y el pedúnculo caudal. La aleta dorsal era baja y triangular y ubicada sobre una amplia base. Era difí­cil confundir al Baiji con otra especie dado que el único otro cetáceo que podrí­a encontrarse en su rango de distribución, la Marsopa sin aleta, es mucho más pequeña, carece de aleta dorsal y pico distintivo, y es más oscura en coloración.

Comportamiento: 

El Baiji no era una especie demostrativa y se sabí­a que era mucho más activa de noche. Tí­picamente se lo encontraba solo o en grupos de unos seis individuos alrededor de bancos de arena poco profundos y en la confluencia de los rí­os tributarios. Eran tranquilos, tí­midos y difí­ciles de aproximar y se sabí­a que evitaban activamente las embarcaciones. Han sido registrados nadando erráticamente, cambiando rápidamente de dirección y nadando sobre su dorso o flancos, mientras que en otras ocasiones podí­an nadar muy lentamente. El soplido era agudo y sonaba como un estornudo, muy similar al de la Marsopa sin aleta del Yangtze (N. a. asiaeorientalis), con quien solí­a ser visto en asociación.

Distribución: 

El rango de distribución del Baiji antiguamente se extendí­a a lo largo de Rí­o Yangtzé medio e inferior, pero los desarrollos recientes restringieron severamente su rango y, desde la década de 1990, sólo se lo encontraba rí­o abajo del Lago Dongting. A pesar de ser declarado tesoro nacional de China y ser protegido desde 1975, el Baiji continuó siendo incidentalmente explotado. La principal amenaza para estos animales resultó ser la mortalidad incidental como resultado de las prácticas pesqueras, más especí­ficamente los palangres y la pesca eléctrica. El Baiji fue también adversamente impactado por la colisión con embarcaciones, destrucción del hábitat, contaminación, desarrollo industrial y calentamiento global. UICN clasifica al Baiji como En Peligro Crí­tico, sin embargo, aunque puede haber sólo unos pocos individuos silvestres remanentes, se anticipa que esta clasificación será pronto cambiada a Extinto.

Mapa de la distribución: