Cachalote

Physeter macrocephalus
Otros nombres: 
  • Ballena de esperma
Longitud máxima: 
  • Macho: 18,3m
  • Hembra: 12,0m
  • Al nacer: 3,5m
Peso máximo: 
  • Macho: 57.000kg
  • Hembra: Desconocido
  • Al nacer: Desconocido
Dieta: 
  • Calamares
Estimación poblacional: 
100.000
Categoría UICN: 
VU
Apéndice CITES: 
I
Apéndice CMS: 
I, II
Clasificación: 

Los Cachalotes recibieron su nombre en inglés durante la época de la cacerí­a comercial debido a que su gran cabeza cuadrada contení­a una sustancia blanca lechosa, razón por la cual los balleneros pensaban que en ella se encontraba un reservorio gigante de esperma. Más allá del valor comercial que tení­an los cetáceos en dicha época, los Cachalotes tení­an un valor agregado que residí­a en esta sustancia, conocida hoy como espermaceti, y en una secreción intestinal gris, llamada ámbar gris, que se utilizaba como fijador en perfumerí­a, siendo en cierto momento más valiosa que su peso en oro (actualmente esto no más así).

Morfologí­a: 

Esta especie pertenece a la familia de los cetáceos dentados (Odontocetos) y es uno de los cetáceos más fácilmente identificables en el mar. El soplido es caracterí­stico y reconocible a gran distancia por su notoria inclinación, ya que su respiradero único está ubicado hacia la izquierda y cercano a la región anterior de la cabeza. Sumado a esto, la cabeza cuadrada y de gran tamaño y su piel rugosa, son caracterí­sticas diagnósticas de la especie. La piel es de color gris oscuro, gris parduzco o marrón grisáceo, con marcas blancas alrededor de la mandí­bula y vientre. La enorme cabeza del Cachalote, que puede llegar a medir un tercio del largo total del cuerpo, alberga el cerebro más pesado del reino animal y presenta una cavidad suficientemente grande como para alojar un auto, conteniendo una cera amarillenta conocida como "espermaceti" que colaborarí­a en el control de la flotabilidad cuando bucea y actuarí­a como lente acústico. Tiene entre 40 y 52 dientes en su larga y angosta mandí­bula, que son gruesos y cónicos y pueden crecer hasta 20cm de longitud y pesar 1kg cada uno. Los Cachalotes poseen aletas pectorales relativamente cortas y redondeadas y presentan una joroba baja en lugar de aleta dorsal, seguida de "nudillos" que se continúan a lo largo del dorso hasta la aleta caudal. Esta última es triangular y es elevada cuando el animal se sumerge. La mayorí­a de las hembras, y pocos machos, tienen callos en la giba o joroba dorsal.

Comportamiento: 

Se cree que pueden bucear más profundo que cualquier otro mamí­fero en el mundo, siendo el campeón del buceo libre en el mundo de los cetáceos. Generalmente bucean hasta 400m de profundidad, pero pueden hacerlo hasta 2-3km. El tiempo promedio de cada buceo es de aproximadamente 45 minutos, pero se cree que pueden estar sumergidos, sin respirar, por más de dos horas. Muchos individuos tienen cicatrices en sus cuerpos causados por los tentáculos de calamares gigantes durante peleas . Aunque se alimentan de una variedad de criaturas marinas, su principal presa son los calamares gigantes que habitan a grandes profundidades a los que se cree que "capturan" por el método de alimentación por succión. Los Cachalotes pueden ser bastante gregarios y suelen realizar saltos, espionajes y golpes de cola. Los Cachalotes pasan la mayor parte de sus vidas ya sea en "guarderí­as" (hembras adultas con individuos juveniles) o "grupos de solteros" (machos de entre 7 y 27 años de edad). Los machos más viejos tienden a ser solitarios o vivir en grupos muy pequeños y unirse a una guarderí­a durante la temporada reproductiva.  El único predador natural que tienen los Cachalotes es la Orca, estimándose que la mayorí­a de los ataques no son mortales. Durante estos ataques las hembras desarrollan un comportamiento defensivo para proteger a sus crí­as formando un cí­rculo llamado "margarita" ubicando a las crí­as en el centro. Estos anillos pueden tener las cabezas o las colas de los Cachalotes hacia fuera. 

Distribución: 

Pueden ser encontrados en todos los océanos del mundo, excepto a altas latitudes en el Ártico, prefiriendo aguas profundas. Se los puede avistar en gran número en los lugares donde el alimento es abundante y donde la temperatura del mar les es adecuada. Si bien esta especie fue dramáticamente afectada por la cacerí­a comercial en el pasado, que llevó a una drástica reducción de sus poblaciones, en la actualidad aún son amenazados por la cacerí­a, llevada a cabo principalmente por Japón. Dentro de las amenazas que sufre la especie también se puede incluir el disturbio antrópico, la contaminación quí­mica y sonora y el enmallamiento en redes de pesca. No hay estimación poblacional a nivel mundial y UICN clasifica a la especie como Vulnerable (2008).

Mapa de la distribución: