Delfí­n de dientes rugosos

Steno bredanensis
Otros nombres: 
  • Delfí­n de pico largo
Longitud máxima: 
  • Macho: 2,80m
  • Hembra: 2,65m
  • Al nacer: 1,00m
Peso máximo: 
  • Macho: 160kg
  • Hembra: Desconocido
  • Al nacer: Desconocido
Dieta: 
  • Peces (probablemente especialista en mahi-mahi)
  • Calamares
Estimación poblacional: 
150.000
Categoría UICN: 
LC
Apéndice CITES: 
II
Apéndice CMS: 
No incluido
Clasificación: 

Este delfí­n de apariencia primitiva toma su nombre de las crestas o arrugas verticales que pueden encontrarse en sus dientes y, si bien son imposibles de ver en los animales vivos, pueden ser utilizadas para la identificación de los ejemplares muertos. El Delfí­n de dientes rugosos es relativamente fácil de identificar en el mar, a pesar que inicialmente se lo puede confundir con el Delfí­n nariz de botella, el Delfín rotador y con el Delfí­n moteado del Atlántico, con quienes se lo ha visto asociado. Una inspección cercana del extraño rostro y las cicatrices del cuerpo aseguran una correcta identificación.

Morfologí­a: 

Esta especie es singular entre los delfines oceánicos con pico prominente, ya que carece del tí­pico pliegue que suele separar el pico del melón en dichas especies. El pico es largo, no se encuentra bien definido y desciende suavemente desde el respiradero, dándole a la cabeza un aspecto cónico. Tiene ojos relativamente grandes y junto con la cabeza estrecha y el largo, oscuro y robusto cuerpo, le dan un aspecto semejante a un reptil. La aleta dorsal es falcada a triangular, las aletas pectorales son proporcionalmente grandes y la aleta caudal es ancha y en los machos se puede encontrar una quilla pronunciada. El extremo del pico es rosa pálido y puede presentar una coloración blanca en los labios, caracterí­sticas que lo vuelven fácil de identificar. El cuerpo presenta generalmente una coloración oscura o azul grisáceo, con un manto dorsal angosto y más oscuro, vientre y mentón blancos o rosados y a menudo presenta un parche blanco o rosado grande e irregular en la zona genital. Los ejemplares de la especie a menudo presentan algunas cicatrices, rayones y otras marcas blancas en su cuerpo, muchas como resultado de encuentros cercanos con tiburones cigarros.

Comportamiento: 

Los Delfines de dientes rugosos no son animales muy activos, pero pueden ser rápidos nadadores. A menudo varios individuos nadan muy cerca uno de otro. También suelen nadar con el extremo del pico y el mentón fuera del agua, facilitando la identificación de la especie. Generalmente no realizan comportamiento de marsopeo, pero realizan saltos bajos y ocasionalmente nadan en la proa y estela de las embarcaciones, aunque menos frecuentemente que otras especies. Suele desplazarse en grupos de entre 10 a 20 animales, aunque se lo puede ver en grupos más grandes.

Distribución: 

A esta especie se la encuentra en aguas tropicales y cálidas, presente en los tres grandes océanos del mundo y usualmente avistado en aguas abiertas y profundas. A pesar de su amplia distribución no ha sido bien estudiada. En el Atlántico es mejor conocido desde el oeste de África hasta la Pení­nsula Ibérica. Las amenazas a las que hace frente incluyen un pequeño número de capturas intencionales y muerte por enmallamiento en redes de pesca como resultado del bycatch. Con una estimación poblacional de alrededor de 150.000 individuos, UICN clasifica a la especie como Preocupación Menor.

Mapa de la distribución: