Delfí­n de flanco blanco del Pací­fico

Lagenorhynchus obliquidens
Otros nombres: 
  • Delfí­n de flanco blanco del Pací­fico
Longitud máxima: 
  • Macho: 2,50m
  • Hembra: 2,40m
  • Al nacer: 0,90m
Peso máximo: 
  • Macho: 200kg
  • Hembra: 150kg
  • Al nacer: Desconocido
Dieta: 
  • Peces de cardúmenes (incluyendo merluza, anchoí­ta, paparda, caballa)
  • Calamares
Estimación poblacional: 
Desconocido
Categoría UICN: 
LC
Apéndice CITES: 
II
Apéndice CMS: 
No incluido
Clasificación: 

El Delfí­n de flanco blanco del Pací­fico es muy similar en apariencia a su pariente más cercano, el Delfí­n oscuro (L. obscurus) aunque sus rangos de distribución no se superponen. En años recientes, se ha sugerido que se tratarí­a de una subespecie del Delfí­n oscuro, sin embargo, estudios genéticos descartaron esta aseveración. De hecho, hoy en dí­a es discutida la actual clasificación del género Lagenorhynchus proponiéndose la futura separación de sus integrantes en dos géneros: Lagenorhynchus incluyendo sólo al Delfí­n de flanco blanco del Pací­fico (L. albirostris) y Sagmatias en el cual se incluirí­an los restantes miembros.

Morfologí­a: 

El Delfí­n de flanco blanco del Pací­fico tiene un cuerpo robusto con un pico corto y ancho y labios negros. La aleta dorsal es una de las caracterí­sticas más distintivas de la especie, siendo alta, falcada y bicolor, siendo el borde anterior negro que se esfuma hacia un gris en la región posterior. Las aletas pectorales son grandes y se encuentran coloreadas de forma similar a la dorsal, presentando puntas redondeadas. En general el Delfí­n de flanco blanco del Pací­fico es de color gris oscuro o negro. Como su nombre lo indica tiene un parche torácico gris claro que se extiende hacia abajo en el lateral hasta la altura de la aleta dorsal. Además existen dos bandas grisáceas finas, que corren desde la región anterior del animal y se juntan debajo y por detrás de la aleta dorsal ensanchándose a lo largo del pedúnculo caudal. La garganta y la región ventral son de blanco brillante. El ojo está rodeado por un parche negro y existe una banda negra que corre desde la cara hasta la aleta pectoral y por debajo de la misma, hasta el ano, separando la región blanca ventral del flanco gris claro. Existen varios morfos de coloración a lo largo del rango de distribución de la especie. El Delfí­n de flanco blanco del Pací­fico puede ser confundido con el Delfí­n común, pero este último tiene un pico más pronunciado y un patrón de coloración diferente, mientras que el anterior es fácil de identificar por la forma de su aleta dorsal.

Comportamiento: 

Los Delfines de flanco blanco del Pací­fico son extremadamente ágiles, acrobáticos y sociables. Si bien generalmente se desplazan en grupos de diez a cientos de individuos, se los puede ver en manadas de 2.000 o más. Los grupos habitualmente se segregan de acuerdo al sexo y edad. Se asocia con muchas otras especies incluyendo al Delfí­n liso del norte, Delfí­n de Risso, lobos marinos y focas. Son ávidos por jugar en la proa y estela de las embarcaciones y se los conoce por acercarse fácilmente a las embarcaciones. Pueden ser vistos realizando saltos, giros, saltos mortales y usualmente marsopean a alta velocidad. Grandes grupos se desplazan a altas velocidades creando mucho desplazamiento de agua en superficie, siendo esto visible a grandes distancias.

Distribución: 

El Delfí­n de flanco blanco del Pací­fico puede ser encontrado en aguas templadas frí­as del Pací­fico Norte y mares adyacentes. Prefieren aguas profundas, de mar abierto cerca de la plataforma continental, aunque se los puede encontrar en aguas más cercanas a la costa. En décadas recientes la mayor amenaza para esta especie ha sido el bycatch en redes de deriva y agalleras, en operaciones pesqueras de alta mar. Muchos miles de individuos fueron muertos antes de que estas pesquerí­as fueran prohibidas en 1993, sin embargo, el bycatch en otro tipo de pesquerí­as sigue siendo una amenaza. El Delfí­n de flanco blanco del Pací­fico también ha sido capturado en bajos números en la costa de Japón, donde actualmente se está considerando comenzar nuevamente con este tipo de capturas en forma regular. Otras amenazas incluyen la disminución de presas, la basura oceánica y el impacto del cambio climático. No hay una estimación poblacional global confiable para la especie y UICN la clasifica como Preocupación Menor.

Mapa de la distribución: