Delfí­n moteado del Atlántico

Stenella frontalis
Otros nombres: 
  • Delfí­n pintado
  • Delfí­n manchado del Atlántico
Longitud máxima: 
  • Macho: 2,30m
  • Hembra: 2,30m
  • Al nacer: 0,80m
Peso máximo: 
  • Macho: 140kg
  • Hembra: 130kg
  • Al nacer: Desconocido
Dieta: 
  • Peces de cardumen
  • Calamares
  • Invertebrados bentónicos
Estimación poblacional: 
Desconocido
Categoría UICN: 
DD
Apéndice CITES: 
II
Apéndice CMS: 
No incluido
Clasificación: 

Como lo sugiere su nombre, esta especie se encuentra sólo en el Océano Atlántico y actualmente todos los individuos en su rango de distribución son clasificados como pertenecientes a Stenella frontalis, sin embargo existe cada vez más evidencia de la existencia de dos formas geográficas diferentes, una de las cuales agrupa a los ejemplares que habitan las aguas templadas del Atlántico Norte. En la actualidad, son además reconocidas dos poblaciones generales, costera y offshore (o de aguas abiertas), siendo los de esta última generalmente más pequeños y con menos manchas -llegando incluso algunos adultos a carecer de ellas. Es probable que se redefina el género "Stenella" en un futuro cercano.

Morfologí­a: 

El Delfí­n moteado del Atlántico es un animal robusto, compacto, con un pico moderadamente largo y fornido. El pico tiene una punta blanca y puede presentar "labios" blancos. Hay un pliegue distintivo entre el pico y el pronunciado melón. Las aletas pectorales curvadas tienen una base ancha y extremos puntiagudos y usualmente carecen de manchas. La aleta dorsal falcada tiene un extremo redondeado y un borde posterior cóncavo, mientras que la aleta caudal tiene extremos puntiagudos y, al igual que la aleta dorsal, no tiene manchas. La coloración básica consiste en un manto oscuro, flancos grises y una zona ventral blanquecina. Presenta una pincelada pálida en el manto oscuro en la base de la aleta dorsal y una banda gris clara entre el ojo y la aleta pectoral. Las manchas son oscuras sobre el vientre y claras sobre el dorso y, en general, se incrementan con la edad. Los recién nacidos carecen por completo de manchas, las crí­as muestran el desarrollo de unas pocas manchas ventrales, los juveniles son algo moteados y los adultos parecen más intensamente moteados, excepto, por supuesto, los individuos que pertenecen a la población offshore que son menos moteados. El Delfí­n moteado del Atlántico es pariente cercano del Delfí­n moteado del Pací­fico (Stenella attenuata) y pueden ser fácilmente confundidos en áreas donde sus rangos de distribución se solapan, pero la especie del Atlántico es más robusta, oscura y con más manchas. Es más probable confundir esta especie con el más parecido Delfí­n nariz de botella y, a pesar de que el tamaño es un buen factor diferenciador, ambos carecen de manchas.

Comportamiento: 

El Delfí­n moteado del Atlántico es muy activo en superficie. Es un nadador rápido y frecuentemente salta, realizando extensos saltos bajos. Son nadadores ávidos en la proa de las embarcaciones y se sabe que se acercan a los botes a distancia. Se los encuentra en grupos de 5-15 individuos en las poblaciones costeras y generalmente en números mayores en poblaciones offshore. Tienen una estructura social compleja similar a otros pequeños delfí­nidos y frecuentemente se los encuentra en grupos mixtos con el Delfí­n nariz de botella común. Su dieta es amplia y variada, pero en general consiste de pequeños peces, cefalópodos e invertebrados bentónicos.

Distribución: 

El Delfí­n moteado o manchado del Atlántico sólo puede ser encontrado en aguas templadas y tropicales del Océano Atlántico. En el oeste, su rango de distribución abarca desde el sur de Brasil hasta Cape Cod y en el este son conocidos en la costa occidental y central de África. En los lí­mites más costeros de su rango de distribución puede ser observado en aguas poco profundas, aunque es encontrado principalmente sobre la plataforma continental y también en aguas oceánicas profundas y alrededor de islas oceánicas como las Azores. Aunque la especie ha sido bien estudiada en algunas áreas de su rango (ej., las Bahamas) en el resto, los datos son extremadamente limitados. El Delfí­n moteado del Atlántico ha sido (y continúa siendo) cazado para alimento en el Caribe oriental y en algunas partes de África Occidental. Sin embargo, se carece de datos de capturas y la escala de esta amenaza es desconocida, a pesar de que existe preocupación de que las cifras puedan ser altas. La otra gran amenaza para esta especie es el enmallamiento incidental en aparejos de pesca. No existe una estimación poblacional para la especie y, aunque se cree abundante en la porción occidental de su rango de distribución, los pocos registros existentes para los lí­mites orientales muestran una historia muy diferente y preocupante. El Delfí­n moteado del Atlántico es clasificado como Datos Insuficientes por UICN (2008).

Mapa de la distribución: