Delfí­n moteado del Pací­fico

Stenella attenuata
Otros nombres: 
  • Delfí­n moteado tropical
  • Delfí­n moteado del Pací­fico
  • Delfí­n manchado del Pací­fico
  • Delfí­n moteado pantropical
Longitud máxima: 
  • Macho: 2,60m
  • Hembra: 2,40m
  • Al nacer: 0,80m
Peso máximo: 
  • Macho: 120kg
  • Hembra: Desconocido
  • Al nacer: Desconocido
Dieta: 
  • Peces
  • Calamares
  • Crustáceos
Estimación poblacional: 
Desconocido
Categoría UICN: 
LC
Apéndice CITES: 
II
Apéndice CMS: 
II (población del este del Pací­fico tropical y población del Sudeste de Asia)
Clasificación: 

El Delfí­n moteado o manchado del Pací­fico es conocido por la persecución que sufrió por parte de las pesquerí­as atuneras en el Pací­fico este tropical. Millones de delfines murieron como resultado del uso de redes caladas (conocidas en inglés como "setting nets") un tipo de red para captura del atún en el cual estos delfines quedaban atrapados. A pesar de la legislación y de los lí­mites de captura impuestos desde entonces, el bycatch es todaví­a una gran amenaza para esta especie. Actualmente se reconocen dos subespecies del Delfí­n moteado o manchado del Pací­fico: una forma costera S. a. attenuata, que se encuentra en aguas costeras del Pací­fico este tropical y una forma de mar abierto S. a. graffmani, que se encuentra en el resto de su rango de distribución.

Morfologí­a: 

El Delfí­n moteado o manchado del Pací­fico es un cetáceo esbelto de tamaño mediano. Su aleta dorsal falcada es puntiaguda y muy angosta y las aletas pectorales son puntiagudas, pequeñas y oscuras en ambos lados. Posee un manto gris oscuro, que se ensancha sobre los flancos en la región media del cuerpo, para luego reducirse hacia el dorso, por detrás de la aleta dorsal. Los laterales y el vientre son de color gris más claro. Como su nombre lo indica, el cuerpo está cubierto de manchas en grado variable, según la edad y ubicación, existiendo individuos que en algunas áreas tienen pocas manchas o ninguna. La subespecie costera suele ser más grande, más robusta, con un pico más grueso y con más manchas. Los labios y la punta del pico son de color blanco y una banda oscura corre desde la mandí­bula hasta la aleta pectoral en ambos lados. Las crí­as nacen sin manchas y presentan un manto de color gris oscuro y laterales y vientre muy pálidos. Los juveniles desarrollan manchas oscuras en el vientre y manchas más claras sobre la región dorsal. El número de manchas aumenta con la edad, llegando a fusionarse entre sí­ en los animales más viejos. Esta especie puede ser confundida con varios otras especies oceánicas de delfines de pico largo, incluyendo al Delfí­n rotador, Delfí­n nariz de botella y Delfí­n moteado del Atlántico -en las zonas donde las dos especies se solapan. Las caracterí­sticas que identifican al Delfí­n moteado son su tamaño más pequeño y esbelto, el manto dorsal distintivo y una aleta dorsal más pequeña y angosta.

Comportamiento: 

Los Delfines moteados o manchados del Pací­fico son muy activos y acrobáticos, con frecuencia realizan saltos altos y de costado. Son nadadores rápidos y realizan largos saltos bajos a altas velocidades. Son conocidos por nadar en la proa y estela de las embarcaciones en la mayor parte de su rango de distribución, aunque por lo general evitan a las embarcaciones en el Pací­fico este tropical, donde fueron perseguidos por muchos años. La forma costera tiende a encontrarse en grupos de menos de 100 individuos, mientras que los grupos que viven en altamar pueden encontrarse de a miles. El Delfí­n moteado o manchado del Pací­fico a menudo puede ser visto asociaciado con otras especies de delfines oceánicos y con el Atún de aleta amarilla, un comportamiento que históricamente ha sido explotado por los pescadores de atún.

Distribución: 

El Delfí­n moteado o manchado del Pací­fico se encuentra en una banda alrededor de todo el mundo en aguas tropicales y subtropicales, prefiriendo áreas donde la temperatura superficial del agua es superior a 25ºC. Además de estar seriamente amenazado por el bycatch, ya que son capturados incidentalmente por varias pesquerí­as en el mundo, es cazado para consumo humano en grandes números en Japón y en números menores en otros paí­ses alrededor del mundo. Otras amenazas para la especie incluyen la degradación del hábitat y el disturbio antrópico. No existe una estimación poblacional mundial para la especie, aunque se cree que es una de los cetáceos más abundantes en el mundo. A pesar de lo anterior, algunas poblaciones como la población de altamar del noreste del Pací­fico, que fue blanco de pesquerí­as de atún, no se cree que esté recuperándose de su explotación previa. UICN clasifica a la especie como Preocupación Menor.

Mapa de la distribución: