Marsopa de Dall

Phocoenoides dalli
Otros nombres: 
  • Marsopa de Dall
Longitud máxima: 
  • Macho: 2,40m
  • Hembra: 2,20m
  • Al nacer: 1,00m
Peso máximo: 
  • Macho: 200kg
  • Hembra: Desconocido
  • Al nacer: Desconocido
Dieta: 
  • Peces de superficie y media agua incluyendo mictófidos
  • Cefalópodos gonátidos
Estimación poblacional: 
1.200.000
Categoría UICN: 
LC
Apéndice CITES: 
II
Apéndice CMS: 
II
Clasificación: 

La Marsopa de Dall fue explotada intensamente durante muchos años y sigue siendo una de las principales especies cazada por los pescadores japoneses, con una tasa de captura que alcanzan hasta 40.000 individuos al año. Actualmente se reconocen dos subespecies P. d. dalli, que se encuentra más ampliamente distribuida, y P. d. truei que se restringe a la región occidental del rango de distribución de la especie. Aunque ambas presentan una apariencia similar, las dos subespecies muestran variación tanto en la coloración como en el tamaño.

Morfologí­a: 

La Marsopa del Dall es la especie de marsopa más grande y posee un cuerpo compacto y robusto. Tiene una cabeza relativamente pequeña con un pico corto, una lí­nea de la boca curvada hacia arriba y una frente algo plana. La aleta dorsal es triangular e inclinada hacia adelante y posee una base ancha que puede terminar en una punta en forma de gancho. La mancha blanca/gris pálido presente en la punta de la misma es una caracterí­stica distintiva de este animal. Las pequeñas aletas pectorales redondeadas se insertan cerca de la cabeza. El pedúnculo caudal es fornido y es más exagerado en los machos. La aleta caudal presenta una hendidura central y, a veces, una coloración blanca en su extremo superior. La coloración varí­a entre ambas subespecies: la subespecie dalli presenta una coloración negra con un parche blanco brillante que se extiende a lo largo de los laterales y del vientre, desde justo debajo de la aleta dorsal hasta la mitad del pedúnculo caudal, mientras que el parche blanco en la subespecie truei comienza más adelante, justo a la altura de las aletas pectorales. Debido a su coloración distintiva, la Marsopa de Dall no suele confundirse fácilmente con otras especies de cetáceos.

Comportamiento: 

La Marsopa de Dall tiene un comportamiento extremadamente diferente a la mayorí­a de las otras especies de marsopas. La mayorí­a de los miembros de este género son especies tranquilas y tí­midas que prefieren evitar a las embarcaciones, mientras que la Marsopa del Dall, por su parte, busca activamente embarcaciones rápidas y grandes. Es una de las especies de pequeños cetáceos de natación más rápida, pudiendo alcanzar en trayectos cortos velocidades de hasta 55 km/h. Frecuentemente nada en la proa de las embarcaciones pero no permanece largo tiempo con aquellas que se desplazan a menos de 20 km/h. Si bien es un nadador muy activo, raramente realiza saltos o cualquier otro tipo de despliegue acrobático, salvo cuando sale a superficie donde produce un desplazamiento de agua caracterí­stico. Se la encuentra generalmente en grupos de menos de 20 ejemplares, aunque se han visto agregaciones de más de 1.000. Frecuentemente asociada a ejemplares de Delfí­n de flanco blanco del Pací­fico y de Delfí­n calderón de aleta larga, la Marsopa de Dall es una especie predominantemente oceánica, aunque puede ser encontrada en áreas más costeras donde las aguas profundas se encuentran cerca de la orilla. Esta especie se alimenta en la noche de peces y cefalópodos en aguas de 500m de profundidad o más.

Distribución: 

La Marsopa del Dall se encuentra en las aguas más frí­as del Pací­fico Norte y del Mar del Japón, Mar de Bering y Mar de Ojotsk. La subespecie dalli se encuentra desde la frontera entre Estados Unidos y México en el sur, hasta aproximadamente los 60ºN y desde el Mar del Japón central hasta los Mares de Bering y de Ojotsk. La subespecie truei se encuentra solamente en el Pací­fico Occidental entre 35ºN y 54ºN. La amenaza más importante para esta especie es indudablemente las cacerí­as dirigidas llevadas adelante por los japoneses, mientras que otras amenazas incluyen el bycatch y la contaminación quí­mica. Se han reportados altos niveles de organoclorados que pueden afectar su reproducción. UICN clasifica a esta especie en su categorí­a Preocupación Menor.

Mapa de la distribución: