Orca pigmea

Feresa attenuata
Otros nombres: 
  • Orca pigmea
Longitud máxima: 
  • Macho: 2,60m
  • Hembra: 2,50m
  • Al nacer: 0,80m
Peso máximo: 
  • Macho: 225kg
  • Hembra: Desconocido
  • Al nacer: Desconocido
Dieta: 
  • Peces
  • Calamares
  • Delfines
Estimación poblacional: 
Desconocido
Categoría UICN: 
DD
Apéndice CITES: 
II
Apéndice CMS: 
No incluido
Clasificación: 

Poco se sabe sobre esta especie por ser raramente avistada en la naturaleza. Aunque posee una distribución muy amplia, se cree que la Orca pigmea es una especie naturalemente rara. A pesar de su nombre común la Orca pigmea no guarda ninguna semejanza fí­sica con la Orca.

Morfologí­a: 

La Orca pigmea tiene un cuerpo pequeño y delgado. Tiene una cabeza redonda, sin pico y una aleta dorsal alta y falcada. El maxilar superior posee de 16 a 24 dientes, filosos y puntiagudos, mientras que la mandí­bula presenta de 20 a 26. La coloración del cuerpo es predominantemente negra o gris oscuro, con un manto dorsal negro, claramente distintivo aunque estrecho, y frecuentemente presenta un mentón, hocico y labios blancos. La región ventral presenta una banda blanca que se ensancha hacia la zona genital. Algunos individuos pueden presentar cicatrices blancas sobre el cuerpo. Las aletas pectorales son largas, con puntas redondeadas. La Orca pigmea puede ser confundida con la Falsa orca y con el Delfí­n cabeza de melón, pero tiene una cabeza y aletas pectorales más redondeadas y un manto más oscuro. Si bien las tres especies pueden ser encontradas en pequeños grupos, el manto dorsal está ausente en la Falsa orca y las cicatrices están generalmente ausentes en el Delfí­n cabeza de melón.

Comportamiento: 

La Orca pigmea puede ser encontrada en grupos de 12 a 50 individuos, a pesar que grupos con cientos de ejemplares han sido observados. Estos grupos nadan formando lí­neas coordinadas que se disuelven cuando se alarman. Generalmente evitan a las embarcaciones, pero ocasionalmente pueden nadar en la proa de las mismas. Pueden ser vistos flotando en superficie en aguas calmas. Las Orcas pigmeas son nadadores lentos, pero pueden nadar a altas velocidades y hasta "marsopear". Raramente saltan, pero a veces golpean la superficie del agua con sus caudales y realizan espionajes. A lo largo de su rango de distribución parecen preferir aguas profundas y cálidas. Ejemplares estudiados alrededor de las islas Hawaii han demostrado tener fidelidad por dichas aguas. Estudios llevados adelante en la especie sugieren que poseen lazos sociales fuertes y estables. A pesar que se piensa que se alimentan de peces y calamares, se las ha visto cazar otras especies de delfines, especialmente aquellos involucrados en interacciones con pesquerí­as del este del Pací­fico tropical.

Distribución: 

Las Orcas pigmeas se encuentran en aguas tropicales y subtropicales de todos los océanos del mundo. Son raramente encontradas cerca de la costa, excepto en áreas donde hay mucha profundidad cerca de la misma como, por ejemplo, en islas oceánicas, como Hawaii. Esta especie está en riego debido a numerosas amenazas inducidas por el hombre, que se potencian por el hecho de tratarse de una especie poco común en la naturaleza. La sobrepesca está llevando a severas reducciones en las poblaciones de algunas presas de la Orca pigmea. Son atrapadas en capturas dirigidas en Japón, el Caribe, Indonesia y Sri Lanka y cientos de ellas son muertas accidentalmente cada año en redes agalleras. Son vulnerables a sonidos fuertes de origen antropogénico. Pueden ser afectadas por los efectos del cambio climático y se conoce que ingieren basura oceánica. La única estimación poblacional para esta especie es de aproximadamente 39.000 individuos en el este del Pací­fico tropical. UICN clasifica a la especie como Datos Insuficientes.

Mapa de la distribución: