Zifio de Cuvier

Ziphius cavirostris
Otros nombres: 
  • Delfí­n picudo de Cuvier
  • Ballena de Cuvier
Longitud máxima: 
  • Macho: 6,90m
  • Hembra: 5,50m
  • Al nacer: 2,70m
Peso máximo: 
  • Macho: 3.000kg
  • Hembra: Desconocido
  • Al nacer: Desconocido
Dieta: 
  • Peces
  • Calamares
  • Crustáceos
Estimación poblacional: 
100.000
Categoría UICN: 
LC
Apéndice CITES: 
II
Apéndice CMS: 
No incluido
Clasificación: 

El Zifio de Cuvier tiene una de las distribuciones más amplias de todos los zifios, pudiendo ser encontrado en todos los océanos del mundo e incluso en algunos mares semi-cerrados. Hay un debate sustancial sobre si la población del Mediterráneo del Zifio de Cuvier es, de hecho, diferente a todas las otras poblaciones del mundo por lo que debiera ser clasificada como una subespecie.

Morfologí­a: 

Aunque similar en apariencia a muchas otras especies de delfines picudos, el Zifio de Cuvier puede ser identificado por su cuerpo robusto, pico corto y coloración única. El color del cuerpo es gris oscuro a marrón cobrizo mientras que la cabeza es sustancialmente más pálida, casi blanca. También tiene una "hondonada" distintiva entre el melón y el cuerpo. Los machos viejos tienden a aclararse en su coloración y presentar más cicatrices con la edad y también se han descrito algunos animales con un brillo color naranja claro en su piel, que se cree causado por diatomeas. Esta especie se caracteriza por la presencia de un par de pequeños dientes visibles en la parte anterior de su maxilar inferior, que erupcionan en los machos, pero no en las hembras ni en las crí­as. Todos los animales tienen una lí­nea de la boca curvada, dando la apariencia de una "sonrisa". Las aletas pectorales son pequeñas y redondeadas y caben en pequeñas depresiones del cuerpo cuando el animal está buceando. La pequeña aleta dorsal está ubicada en el tercio posterior de su cuerpo. Al igual que con los otros delfines picudos, no presenta hendidura central en la aleta caudal.

Comportamiento: 

El Zifio de Cuvier es un buceador de profundidades, alcanzando regularmente profundidades de 2.000 metros o más, donde caza y se alimenta de calamares, algunos peces y crustáceos. El tamaño grupal es pequeño (quizás 2-7 individuos), aunque se han observado animales solitarios. Es poco lo que se sabe sobre sus hábitos sociales. Si bien no nada en la proa de las embarcaciones, ocasionalmente puede saltar.

Distribución: 

Estos cetáceos viven virtualmente en todos los mares profundos, excepto en las regiones polares. Generalmente son estudiados alrededor de islas oceánicas donde las aguas profundas están cerca de la costa. Las principales amenazas para el Zifio de Cuvier son el bycath en redes de pesca (particularmente redes agalleras de deriva en aguas profundas) y los ejercicios de sonares navales. Se cree que las frecuencias particulares usadas en sonares activos para detectar submarinos pueden producir pánico, causándoles el regreso a la superficie muy rápidamente, resultando en una condición similar al bends experimentado por los seres humanos cuando bucean. En años recientes, se han examinado cuidadosamente los varamientos grupales para determinar la causa de muerte, viendose implicadas la Marina de varias Fuerzas Armadas. El Cuvier es el único zifio para el cual se ha intentado una estimación de abundancia global y, con una cifra de aproximadamente 100.000 ejemplares, UICN clasifica esta especie como Preocupación Menor.

Mapa de la distribución: