Zifio de frente plana del norte

Hyperoodon ampullatus
Otros nombres: 
  • Ballena nariz de botella del norte
  • Delfí­n picudo de frente plana del norte
Longitud máxima: 
  • Macho: 11,20m
  • Hembra: 8,70m
  • Al nacer: 3,00m
Peso máximo: 
  • Macho: 7.500kg
  • Hembra: 7.500kg
  • Al nacer: Desconocido
Dieta: 
  • Calamares (Gonatus sp.)
  • Peces (arenques y gallineta nórdica)
  • Langostinos
  • Pepinos de mar, estrellas de mar
Estimación poblacional: 
Desconocido
Categoría UICN: 
DD
Apéndice CITES: 
I
Apéndice CMS: 
II
Clasificación: 

El carácter amable y curioso del Zifio de frente plana del norte lo hizo un blanco fácil para los balleneros noruegos en el siglo XIX y XX, con más de 65.000 ejemplares muertos y muchos más impactados y perdidos. Dado que los individuos de esta especie habitualmente permanecen con los ejemplares heridos, se transformaban ellos mismos en blanco. Inicialmente fueron buscados por su aceite, un aceite de tipo del espermaceti que se encuentra en su cabeza, y posteriormente también como alimento para mascotas. El Zifio de frente plana del norte es una de las especies más estudiadas de la familia Ziphiidae, existiendo una especie similar en el Hemisferio Sur, llamada Zifio de frente plana del sur.

Morfologí­a: 

El Zifio de frente plana del norte es grande y robusto. Una caracterí­stica distintiva de esta especie es la gran frente bulbosa, que se vuelve más pronunciada en los machos y con la edad. La frente es empinada y el pico ancho se encuentra bien definido, semejante al pico de varias especies de delfines. En la punta de la mandí­bula de los machos, erupcionan dos dientes cónicos pequeños, aunque éstos no siempre se visualizan asomando por fuera de la mandí­bula. Presenta aletas pectorales puntiagudas y pequeñas que caben en pequeñas depresiones del cuerpo cuando el animal está buceando y una aleta dorsal triangular o falcada puntiaguda ubicada bien atrás en el dorso. La aleta caudal es ancha con extremos cóncavos y no posee hendidura central. El cuerpo es de color chocolate o marrón oliva a gris, con la cabeza más clara y la aleta dorsal más oscura que el resto del cuerpo. La región ventral y los flancos son de un color pálido cremoso y en animales de más edad el cuerpo muestra cicatrices lineales claras y marcas circulares probablemente causadas por mordidas de Tiburón cigarro. Los juveniles son más oscuros, con un pico más redondeado y melón más pequeño. El Zifio de frente plana del norte puede ser confundido con el Zifio de Cuvier o el Zifio de Sowerby, pero el melón bulboso distintivo y las diferencias en la coloración del cuerpo permiten su correcta identificación.

Comportamiento: 

El Zifio de frente plana del norte es inquisitivo y frecuentemente se acerca a los botes, donde puede permanecer por un tiempo. Se pueden encontrar en grupos de entre 4 y 20 individuos y aunque su estructura social es principalmente la fisión-fusión, se han registrado relaciones a largo plazo entre individuos del mismo sexo. En busca de calamares de aguas profundas -sus principales presas- bucea a más de 1.400m de profundidad, registrándose inmersiones de hasta 2 horas, si bien una inmersión tí­pica dura menos de diez minutos. Pueden ser bastante acrobáticos y se los ha visto realizando golpes de cola y en ocasiones saltando. No se cree que sean altamente migratorios por naturaleza y en algunas zonas donde han sido bien estudiados, por ejemplo el Gully Canyon en Nueva Escocia, se encontró que algunas poblaciones residentes en áreas relativamente pequeñas.

Distribución: 

Esta especie puede ser encontrada en aguas frí­as de Océano Atlántico Norte, desde Nueva Inglaterra y el sur de Groenlandia en el oeste y desde el Estrecho de Gibraltar y Svalbard en el este. La cacerí­a comercial redujo drásticamente el número de esta especie y, si bien ya no es blanco de ese tipo de cacerí­a a gran escala, actualmente la especie continúa siendo cazada a pequeña escala en cacerí­as dirigidas en las Islas Feroe. Como en el caso de otras especies de Zifidos, se cree que es suceptible a los ruidos producidos por la actividad antropogénica. Otras amenazas incluyen la ingesta de bolsas plásticas y la interaccion con pesquerí­as. No ha podido establecerse si el incremento de varamientos de los últimos años estarí­a relacionado con el crecimiento poblacional o con factores antropogénicos. UICN clasifica a la especie como Datos Insuficientes.

Mapa de la distribución: