Pesquerías y bycatch

Más de 300.000 ballenas, delfines y marsopas mueren cada año como resultado de haber sido atrapados en aparejos y redes de pesca. Este ‘bycatch’, como se lo conoce, es la principal causa individual de muerte de cetáceos en todos los océanos del mundo, poniendo estas especies ya amenazadas en un peligro mayor. Sin embargo, este problema generalizado pasa mayormente desapercibido. Esto debe cambiar. WDCS está trabajando con pescadores para provocar cambios simples en las prácticas pesqueras que pueden hacer una verdadera diferencia.

Las redes y aparejos de pesca son la principal causa de muerte de ballenas y delfines en todo el mundo. No hay ningún océano en el cual éste no sea un problema serio y más de 275.000 ejemplares mueren cada año por este motivo. Esto implica exponer a especies que ya se encuentran amenazadas a un peligro mayor. Aun así, este problema generalizado pasa mayormente desapercibido. Es necesario ocuparse de este tema. ¿Por qué?

Cuando quedan atrapados, estos animales pueden o bien sufrir una muerte lenta por la falta de oxígeno o grandes daños al intentar liberarse. En esta lucha pueden sufrir lesiones tales como cortes profundos, pudiendo alcanzar huesos, maxilares rotos, amputaciones y fracturas. Aquellos que logran liberarse habitualmente tienen vidas cortas y dolorosas antes de morir lentamente a causa de sus lesiones.

Especies completas como la pequeña Vaquita, el Delfín de Héctor y la Ballena franca del Atlántico Norte están siendo literalmente empujadas al borde de la extinción por el bycatch resultante de las pesquerías.

No podemos permitir que continúe este tipo de lesiones, dolor, sufrimiento y otros problemas de bienestar animal por lo que WDCS realiza campañas para reducir y detener los impactos de ciertas prácticas pesqueras.

Es por esto que necesitamos tu aporte para ayudarnos a detener el sufrimiento de ballenas, delfines y marsopas.