Tráfico de embarcaciones

Cuando una ballena o delfín colisiona con una embarcación muy probablemente morirá o sufrirá graves lesiones. La mayoría de las veces estos incidentes pasan desapercibidos. El tamaño y cantidad de embarcaciones son cada vez mayores y sin embargo ballenas y delfines no pueden esquivarlos. Por esto representan una amenaza a la supervivencia de especies o poblaciones en peligro en algunas regiones del mundo. Tenemos que actuar ahora para detener el incremento de lesiones y muerte de ballenas y delfines debido a estas colisiones y para esto necesitamos tu ayuda. En WDC estamos trabajando con organismos internacionales y participando en proyectos en pos de reducir las colisiones con embarcaciones en todo el mundo, incluyendo áreas donde las ballenas y delfines son particularmente vulnerables. Con tu aporte podemos continuar con este trabajo y prevenir más de estas muertes innecesarias.

Del mismo modo que los automóviles causan muertes en las autopistas, el creciente tráfico de embarcaciones representa una real amenaza para ballenas y delfines en el agua. El progresivo incremento en número y tamaño de las embarcaciones que surcan los océanos (hábitat de los cetáceos) implica la muerte y lesiones para varios miles de estas criaturas indefensas. Ballenas, delfines y marsopas son frecuentemente incapaces de esquivar las embarcaciones y muchas colisiones pasan desapercibidas, por lo que el número de muertes podría ser mucho más alto de lo que las cifras sugieren. En algunas partes del mundo este problema es tan común que amenaza la supervivencia misma de especies o poblaciones en peligro de extinción. Estudios realizados en los últimos años indican que, para las poblaciones de determinadas áreas, hasta 1 de cada 3 ballenas encontradas muertas presenta signos de haber muerto a causa de una colisión con una embarcación. Graves lesiones pueden significar que una ballena muera por este motivo tiempo después (incluso años), pudiendo tener también impacto en el grupo social del animal.

Así como el tráfico en nuestras rutas, este problema necesita un tratamiento cuidadoso. La forma más sencilla de prevenir las colisiones es mantener a ballenas y delfines alejados de las embarcaciones, pero esto no es tan fácil como puede parecer. En WDC estamos trabajando con organismos internacionales y participando en proyectos en pos de reducir las colisiones con embarcaciones en todo el mundo, incluyendo áreas donde las ballenas y delfines son particularmente vulnerables, como en la costa este de los Estados Unidos de América.

Debemos actuar ahora para detener este incremento en el número de lesiones y muertes de ballenas, delfines y marsopas por colisiones con embarcaciones en todo el mundo. Necesitamos tu aporte para ayudarnos a lograrlo.