Varamientos y rescate

Attending pilot whale stranding in Scotland
Attending pilot whale stranding in Scotland
Cada año, miles de ballenas, delfines y marsopas tienen problemas en las costas de todo el mundo. A menos que estos animales que varan vivos o que quedan atrapados en aguas poco profundas sean rescatados rápidamente, sufren un gran estrés y pueden morir. WDC está aquí para darles esa ayuda y seguimos brindando soporte a actividades de rescate en todo el globo e investigando y haciendo campaña contra algunas de las causas originadas por los seres humanos que están detrás de estos incidentes.

Miles de ballenas, delfines y marsopas son halladas muertas o varadas cada año en las costas del mundo. Están habituados al apoyo del agua y se encuentran desvalidas en la tierra, y usualmente mueren en las primeras horas o días si no son atendidos en la forma correcta.

Los que sobreviven necesitarán ser rescatados con urgencia, pero también debemos ayudar a prevenir los incidentes resultantes de factores generados por actividad humana como contaminación sonora o enmallamiento en redes pesqueras.

Algunos animales mueren en el mar y luego varan. Otros se ven atrapados en aguas poco profundas. Cualesquiera sean las circunstancias, una ballena o delfín varado en la costa casi siempre está en peligro. Algunos salen a la costa solos pero otros pueden varar en grupos.

En el caso de especies que viven en grupos con lazos sociales o “familiares”, un animal guía en peligro puede poner en riesgo a todo el grupo. Un buen ejemplo de esto lo constituye el Delfín calderón (o Ballena piloto). Si un animal del grupo está enfermo los demás podrían recurrir en su ayuda y terminar todos en peligro.

Los animales varados pueden verse saludables pero podrían no estarlo o ser viejos. Otros pueden haber sufrido lesiones de motores de bote o enmallamiento en redes o aparejo de pesca. Las redes y aparejos de pesca constituyen el principal motivo de matanza de ballenas y delfines en todo el mundo, causando terribles lesiones y asfixia.

Otra causa puede ser errores de navegación, pero el ruido de ejercicios militares (usando explosiones ruidosas o sonares poderosos) o por exploraciones oceánicas en busca de petróleo y gas también pueden motivar el varamiento en las costas. Recordemos que estos animales viven en un mundo de sonidos –utilizándolo s para comunicarse, encontrar alimento y navegar. Altos niveles de contaminación sonora  irrumpen en este mundo amenazando a estos animales.

Demos a ballenas y delfines una segunda oportunidad. Necesitamos tu aporte para ayudarnos a salvar a las Ballenas en Peligro Save Whales in Distress