Skip to content
All news
  • All news
Japan is leaving the Whaling Commission to start commercial whaling – and it is a big deal

Japan is leaving the Whaling Commission to start commercial whaling – and it is a big deal

On 26 December 2018, the Japanese government announced its withdrawal from the International Whaling Commission...
Belugas a Bordo

Belugas a Bordo

SEA LIFE TRUST y WDC, han anunciado que la aerolínea europea líder en transporte de...
A new opportunity to stop Japan’s whaling?

A new opportunity to stop Japan’s whaling?

Last Wednesday, the European Parliament voted ‘yes’ to the EU-Japan free trade agreement (or Economic...
No EU-Japan trade agreement unless Japan stops whaling!

No EU-Japan trade agreement unless Japan stops whaling!

When we launched our campaign in March 2016, calling on the EU to make whaling...

Corte australiana ordena detener la cacería japonesa en Antártida

En un fallo histórico en Australia, el Gobierno Federal decidió que la compañía ballenera japonesa Kyodo Senpaku Kaisha, que actualmente se encuentra en aguas antárticas con el propósito de capturar hasta 935 Ballenas minke y 50 Ballenas fin esta temporada, está en violación de la legislación australiana. De acuerdo a los registros presentados a la corte, se espera que el 90% de estas ballenas sean capturadas dentro de un área alrededor de la Antártida considerado por el Gobierno Australiano como aguas australianas. La Corte Federal ha emitido hoy un requerimiento judicial contra la compañía ballenera para detener la cacería. Sin embargo, a pesar de esta resonante victoria en las cortes australianas, el camino para remover a los balleneros de las aguas antárticas puede no ser directo dado que la jurisdicción australiana sobre estas aguas no es reconocida por Japón.
 
Philippa Brakes, de WDCS, dijo: “Más allá de los diferentes puntos de vista entre Japón y Australia con respecto a la jurisdicción nacional dentro de estas aguas, los balleneros japoneses están también cazando en el Santuario del Océano Sur, un santuario declarado por la Comisión Ballenera Internacional y reconocido por las Partes de la Convención. Esta es una victoria importante para el movimiento anti-ballenero y WDCS elogia al Juez Allsop por dar el valiente paso de tomar esta decisión y hacer que la legislación de conservación de Australia tenga una participación real en este asunto.”

Fuente: Humane Society International / Radio New Zealand