Skip to content
All news
  • All news
Japan is leaving the Whaling Commission to start commercial whaling – and it is a big deal

Japan is leaving the Whaling Commission to start commercial whaling – and it is a big deal

On 26 December 2018, the Japanese government announced its withdrawal from the International Whaling Commission...
Belugas a Bordo

Belugas a Bordo

SEA LIFE TRUST y WDC, han anunciado que la aerolínea europea líder en transporte de...
A new opportunity to stop Japan’s whaling?

A new opportunity to stop Japan’s whaling?

Last Wednesday, the European Parliament voted ‘yes’ to the EU-Japan free trade agreement (or Economic...
No EU-Japan trade agreement unless Japan stops whaling!

No EU-Japan trade agreement unless Japan stops whaling!

When we launched our campaign in March 2016, calling on the EU to make whaling...

Los barcos balleneros de Japón regresan provenientes de la Antártica

Los balleneros japoneses cazaron 679 Ballenas minke de las hasta 935 planificadas originalmente. También fue menor el número de Ballenas fin habiendo capturado 1 de las 50 proyectadas.  

Según los balleneros, la culpa por el reducido número de ballenas matadas en esta temporada debe otorgarse a las interrupciones causadas por activistas y a las malas condiciones climáticas.

Japón continúa cazando ballenas a pesar de la moratoria a la cacería comercial, sosteniendo que esta matanza es con fines científicos. Sin embargo, la carne obtenida en estas cacerías es vendida en supermercados y restaurantes en todo Japón.

Aún cuando la demanda por carne de ballena en el mercado se ha reducido, Japón está proponiendo reducir su cacería “científica” en el Antártico a cambio de la legalización de la cacería comercial de ballenas en sus costas.

Esta propuesta ha desatado una batería de discusiones entre los miembros y observadores ante la Comisión Ballenera Internacional (CBI) dado que hay quienes sostienen que dicha propuesta derribaría la moratoria y provocaría que otros países solicitaran también reconocimiento para iniciar sus propias cacerías costeras de ballenas.