Skip to content
All news
  • All news
Japan is leaving the Whaling Commission to start commercial whaling – and it is a big deal

Japan is leaving the Whaling Commission to start commercial whaling – and it is a big deal

On 26 December 2018, the Japanese government announced its withdrawal from the International Whaling Commission...
Belugas a Bordo

Belugas a Bordo

SEA LIFE TRUST y WDC, han anunciado que la aerolínea europea líder en transporte de...
A new opportunity to stop Japan’s whaling?

A new opportunity to stop Japan’s whaling?

Last Wednesday, the European Parliament voted ‘yes’ to the EU-Japan free trade agreement (or Economic...
No EU-Japan trade agreement unless Japan stops whaling!

No EU-Japan trade agreement unless Japan stops whaling!

When we launched our campaign in March 2016, calling on the EU to make whaling...

Ballenas jorobadas arponeadas por el regateo de la CBI

A pesar de las grandes inquietudes presentadas por muchas delegaciones, la Comisión Ballenera Internacional (CBI) adoptó una nueva cuota para la, así llamada, cacería de subsistencia aborigen (ASW, por sus siglas en inglés) de Groenlandia. 

Groenlandia había solicitado un incremento en su cuota ASW de 10 Ballenas jorobadas por año, durante un período de 3 años – la misma propuesta que ha presentado sin éxito cada año desde 2007.

A pesar de sostener repetidamente, año tras año, que requiere cada vez más carne de ballena, este año Groenlandia aseguró su cuota “intercambiando ballenas” – acordando reducir su cuota de Ballenas minke y fin a cambio de 9 Ballenas jorobadas, aún cuando con este acuerdo obtendría menos, no más, carne de ballena.

WDCS, Whale and Dolphin Conservation Society, ha argumentado sistemáticamente que Groenlandia no ha podido justificar su reclamo de necesitar más carne de ballena ya que muchas de las ballenas que caza terminan en los de supermercados, en lugar de cumplir con las genuinas necesidades de subsistencia de las remotas comunidades indígenas.

Este año, WDCS presentó a la CBI nueva evidencia mostrando que los cazadores están “cazando ballenas por encargo” para una compañía de procesamiento comercial que abastece supermercados, y que la carne de ballenas está siendo vendida en restaurantes de hoteles de lujo, frecuentados por turistas provenientes de otros países. Parte de esta información fue obtenida por un equipo encubierto de WDCS que visitó Groenlandia en mayo pasado.

La predisposición de Groenlandia a intercambiar Ballenas jorobadas por Ballenas fin y minke, es una evidencia más de que no necesita más carne de ballena. El tonelaje de carne de ballena proveniente de 22 minke y 9 fin a las que está “renunciando”, excede por mucho al que obtendrá de 9 jorobadas.

Creemos que la carne de las jorobadas ingresará en las mismas cadenas de distribución comercial de las otras especies, quizás incluso a un precio “premium” dado que, aparentemente, su sabor es preferido sobre otras especies, en Groenlandia. 

Sue Fisher, de WDCS, dijo, “A pesar de haber acordado mantener la moratoria a la cacería comercial de ballenas a comienzos de esta semana, la CBI ha votado hace instantes una cacería comercial. No tiene ningún sentido para Groenlandia renunciar a toneladas de carne de ballena cuando reclama necesitar más, a menos que lo que esté en juego sean motivaciones comerciales. En una sola decisión, la CBI puede haber dañado irreparablemente su credibilidad al derribar un proceso establecido hace tiempo para la aprobación de cuotas de subsistencia y condonar la cacería comercial de ballenas en el nombre de la subsistencia”.

Sobre el rol de la Unión Europea (EU), que propuso una solución de compromiso que finalmente fue adoptada, Fisher sostuvo “La UE estaba bajo una enorme presión de Dinamarca. Ha quebrantado la voluntad de la UE en este asunto”.

Habiendo previamente rehusado acatar la Posición Común de la UE, Dinamarca ha señalado claramente que no está aquí para representar la visión de millones de daneses sino de la gente de Groenlandia y las Islas Faroe quienes quieren realizar cacería comercial de ballenas. Esta no es la democracia que la Unión Europea prometió a sus ciudadanos, sino la dominancia de un país sobre los otros 24 que la componen”, concluyó Sue Fisher de WDCS.
 
Clikea aquí para ver el video de WDCS que revela los nuevos hallazgos sobre la utilización de productos de ballena en Groenlandia.