Skip to content
All news
  • All news
Japan is leaving the Whaling Commission to start commercial whaling – and it is a big deal

Japan is leaving the Whaling Commission to start commercial whaling – and it is a big deal

On 26 December 2018, the Japanese government announced its withdrawal from the International Whaling Commission...
Belugas a Bordo

Belugas a Bordo

SEA LIFE TRUST y WDC, han anunciado que la aerolínea europea líder en transporte de...
A new opportunity to stop Japan’s whaling?

A new opportunity to stop Japan’s whaling?

Last Wednesday, the European Parliament voted ‘yes’ to the EU-Japan free trade agreement (or Economic...
No EU-Japan trade agreement unless Japan stops whaling!

No EU-Japan trade agreement unless Japan stops whaling!

When we launched our campaign in March 2016, calling on the EU to make whaling...

Groenlandia desafía reglas de la CBI: autoriza cacería de Ballenas jorobadas antes de que sea legal

El Ministerio de Pesca de Groenlandia anunció que permitirá el comienzo inmediato de la cacería de nueve Ballenas jorobadas, a pesar del hecho de que esta decisión viola las regulaciones de la Comisión Ballenera Internacional (CBI) que especifican claramente que esta cuota de Ballenas jorobadas no puede entrar en vigencia sino hasta mediados de octubre.

Groenlandia obtuvo la aprobación de la CBI en junio último para comenzar la caza de nueve Ballenas jorobadas por año pero, a pesar de reconocer en una carta a la Comisión que comenzar la caza antes de mediados de octubre sería una violación de las reglas de la CBI, parece que el gobierno de Groenlandia ha dado luz verde a los cazadores que quieran comenzar la cacería mucho antes de esa fecha.

Cualquier ballena capturada antes del 13 de octubre sería una infracción a las reglas de la CBI”, dijo Sue Fisher, del programa anti-cacería de Whale and Dolphin Conservation Society. “La razón por la que los cazadores desean comenzar a cazar antes, y el por qué Groenlandia escribió a la CBI buscando su comprensión, es que las Ballenas jorobadas migran hacia las aguas más cálidas del Caribe para reproducirse en el invierno, y si la cacería no pudiera comenzar ahora, podría perderse la oportunidad de capturarlas”.

La región administrativa noroeste de Groenlandia de Qaasuitsup, que incluye Ilulissat, el principal pueblo ballenero, fue la receptora de 2 de las 9 ballenas. La semana última utilizó un sistema de lotería para seleccionar quién puede cazar las carismáticas jorobadas. Los cazadores beneficiados, dos embarcaciones de Ilulissat, uno de Aasiaat y uno de Kangaatsiag, pueden capturar sus ballenas desde el 13 de agosto hasta fines de diciembre.

Groenlandia solicitó por vez primera una cuota de Ballenas jorobadas en 2007, argumentando que su cuota de Ballenas fin y minke era inadecuada para satisfacer sus necesidades de subsistencia. Durante tres años consecutivos la propuesta de Groenlandia, en medio de preocupaciones por los altos niveles de comercialización de carne de ballenas que tenían la intención de satisfacer necesidades de subsistencia, y la negación del gobierno de documentar quién realmente necesita comer carne de ballenas para subsistencia en Groenlandia, no logró ser aprobada.

Esta será la primera cacería de jorobadas en aguas de Groenlandia desde 1986, luego de que fuera finalmente otorgada la cuota en junio último en un compromiso controversial por el cual Groenlandia renunció a parte de su cuota de Ballena fin y minke que, de todas formas, nunca hubiera utilizado.

Sue Fisher, destacó la ironía de aquella decisión: “En total, el acuerdo asegura a Groenlandia menos, no más, carne de ballenas, pero esto fue pasado por alto. La victoria para Groenlandia fue asegurar su derecho a cazar una nueva, y probablemente comercialmente valiosa, especie.”

La Unión Europea, que por años había estado dividida por los méritos de la propuesta de jorobadas, apareció con una propuesta de compromiso, ignorando la evidencia recolectada por una operación encubierta de WDCS en Groenlandia que mostraba a los cazadores de ballenas de subsistencia cazando “a la orden” para una compañía comercial procesadora y vendiendo la carne de ballenas a restaurantes de alto nivel y hoteles para turistas. Fisher agregó: “Es trágico que estas ballenas, que tienen mucho más valor vivas para la creciente industria del turismo en Groenlandia, puedan, en cambio, encontrarse pronto selladas al vacío y freezadas en las góndolas de los supermercados”.