Skip to content
All news
  • All news
Japan is leaving the Whaling Commission to start commercial whaling – and it is a big deal

Japan is leaving the Whaling Commission to start commercial whaling – and it is a big deal

On 26 December 2018, the Japanese government announced its withdrawal from the International Whaling Commission...
Belugas a Bordo

Belugas a Bordo

SEA LIFE TRUST y WDC, han anunciado que la aerolínea europea líder en transporte de...
A new opportunity to stop Japan’s whaling?

A new opportunity to stop Japan’s whaling?

Last Wednesday, the European Parliament voted ‘yes’ to the EU-Japan free trade agreement (or Economic...
No EU-Japan trade agreement unless Japan stops whaling!

No EU-Japan trade agreement unless Japan stops whaling!

When we launched our campaign in March 2016, calling on the EU to make whaling...

Nuevo análisis químico que detecta carne de delfín desata arrestos en Taiwán

El jueves pasado guardacostas taiwaneses anunciaron el arresto de una pareja en su domicilio en el municipio de Yunlin y el decomiso de 820 kilos de carne de delfín –el mayor de este año hasta ahora. Los acusados declaran haber adquirido la carne de un proveedor en el norte y admitieron haber vendido ya 120 kilos a restaurantes. Fueron arrestados por violar las leyes de protección de la vida silvestre de Taiwan y enfrentan hasta 5 años de prisión y una multa de hasta 1,5 millones de dólares taiwaneses (USD 50.000) en caso de ser condenados.

Este caso es particularmente significativo ya que Taiwán anunció hace sólo unas semanas la presentación de un nuevo análisis químico inmediato de papel reactivo para carne sospechosa. Oficiales entrenados para utilizar esta nueva biotecnología pudieron determinar que la carne decomisada era en efecto de delfín. Ballenas y delfines son protegidos por la ley desde 1989 pero cazadores furtivos con frecuencia han intentado evitar ser acusados etiquetando la carne como de otro origen o cortando las cabezas de los delfines capturados a fin de evitar la identificación de la especie.

El gobierno de Taiwán financió el desarrollo de este nuevo análisis diseñado para activarse por la estructura única de una proteína presente en cetáceos, obteniéndose resultados en sólo 10 minutos. El análisis complementa los actuales análisis de ADN: con resultados mucho más rigurosos pero que pueden demorar hasta cinco días.

Hasta el momento estos rápidos resultados hacen posible determinar si se trata de carne de cetáceos (en lugar de otras especies de carne de aspecto similar). En algunos casos se requerirá de todos modos un análisis formal de ADN a fin de saber de qué especie o población de cetáceos se trata.

De todos modos, en WDC damos la bienvenida a esta nueva tecnología en tanto significa un importante avance en contra del comercio ilegal de carne de ballenas y delfines. Al permitir que los oficiales puedan identificar rápidamente la presencia de productos de cetáceos se pueden realizar arrestos, confiscar cargamentos sospechosos e impedir que se concreten ventas sin perder valioso tiempo.